El Lenguaje de la música…

Music Ib My Soul por Qinni (Deviantart)

Hay melodías que nos recorren, que sin saber como desde un principio formaron parte de nuestro torrente sanguíneo, no hizo falta un estimulo condicionado, no hizo falta la repetición, solo hizo falta un par de notas para saber que formarían parte de un momento de nuestra vida, de una etapa, y que se repetiría en muchísimas ocasiones. Formarían parte de risas y también de lágrimas, de escritos y de pensamientos. Y cuando las escuchemos dentro de muchos años, seguiremos reviviendo todas aquellas sensaciones y sentimientos que compartimos con ellas en el pasado. Porque la música, al igual que la poesía y la literatura forman parte de un lenguaje que no entiende de barreras sociales, no entiende de espacios, ni de personas, solo entiende que es el lenguaje del alma y refleja lo que corazones despiertos o incluso muchos aun dormidos que tienen que despertar. Amo la música porque aunque a veces lo pueda dudar, amo la vida.

Y es ella la que con un escalofrío recorre cada vello de tu cuerpo, que con una sola caricia estimula tu cerebro y te hace plantearte toda una existencia, que con sus cálidos besos te llegan al alma y te la destripan sacando a la luz todo aquello que conscientemente intentaste ocultar tras capas y capas de cemento y hoy ves que no tiene sentido.
Es ella, tan maravillosa y placentera, que te acompaña tanto en los días grises, como en los que son de color rosa, con el mismo poder que los días soleados y en los lluviosos. Los puedes cargar de una melancolía con una tensión y una carga que te da la fuerza para amar hasta los momentos amargos.
Y cuando avanzas por la calle, se sumerge en tu oído hasta llegar a tu sistema visual y haces que el mundo cobre un aura distinta, prestas atención a los árboles, a los techos y estructuras, a aquel indigente de gorro de cowboy, al puesto de castañas, a los sacos de legumbres de la plaza, a las pobres ancianitas que venden verduras bañando de bellos colores las calles, de esas gotas de lluvia que quedan en las barras metálicas, de esas mariposas que comienzan su danza de apareamiento, de ese cielo que alterna entre miles de millones de colores y apenas nos hemos dado cuenta, de ese rayo de sol que asoma tímido entre las nubes y aumenta de fuerza y de intensidad sin apenas ser percibido hasta que se ha adueñado del firmamento, de ese mundo sin prisas porque es demasiado hermoso para no ser observado.

Gracias por hacerme ver al mundo bello, gracias melodía por quitarme la mundana venda de los ojos. Amada nostalgia que despiertas, pasión desenfrenada que desatas, paz que anhela el alma de tantas caras, continúa despertándome estos sentimientos, continúa junto con la musa siendo mi eterna amante, mi eterna caricia, mi eterna cura para la realidad de estos días…

CITAS:

-Cuando no me ve nadie, como ahora, gusto de imaginar a veces si no será la música la única respuesta posible para algunas preguntas.

Antonio Manuel Bueno Vallejo

– Después del silencio, lo que más se acerca a expresar lo inexpresable es la música.

Aldous Huxley

– El arte de la música es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos

Oscar Wilde

– En la música todos los sentimientos vuelven a su estado puro y el mundo no es sino música hecha realidad.

Arthur Schopenhauer

– Es imposible traducir la poesía. ¿Acaso se puede traducir la música?.

François-Marie Arouet Voltaire

– Ir sin amor por la vida es como ir al combate sin música, como emprender un viaje sin un libro, como ir por el mar sin estrella que nos oriente.

Henri Beyle Stendhal

– La música es el arte más directo, entra por el oído y va al corazón.

Magdalena Martínez

– La música es una manifestación superior a toda sabiduría de la filosofía

Ludwig Van Beethoven

– La pasión por la música es en sí misma una confesión. Sabemos más de un desconocido que la tiene que de alguien insensible a ella que frecuentamos a diario.

Emile Michel Cioran

– Sin música la vida sería un error.

Friedrich Nietzsche

…”Sigue el camino de Adoquines amarillos”…

Y finalmente lo conseguí, después de tanto tiempo perdida entre las sombras, bueno yo más bien diría una vida entera, me he encontrado. Creo que al fin después de años y años, mi vida tiene algún sentido, y aunque este pueda parecer caótico, para mí tiene un equilibrio y una entereza digna de mención. Amo la vida, porque aunque sea odiosa en muchas ocasiones, siempre nos sorprenderá cuando menos lo esperemos y sin duda, se que lo llevo repitiendo mucho últimamente, pero si no lo hubiera vivido directamente en mi piel, no insistiría en ello.

La clave está en la receptividad, me he pasado mucho tiempo siendo pesimista y no porque quisiera serlo, porque sin duda el optimismo y la sonrisa son signos que siempre me han acompañado, pero la adolescencia es una época difícil y yo siento que tarde muchísimo en salir de ese vacío profundo que te provoca, esos cambios y esa búsqueda de un camino.

Hoy hay adoquines amarillos donde ayer no había mañana, se que los adoquines amarillos son solo creados en nuestra imaginación, pero no me importa vivir un mundo soñado, porque sin sueños no merece la pena vivir, y prefiero caminar sobre el cielo, que pasarme la vida con pies de plomo y observando el cielo como algo inalcanzable.

El sendero se hace claro y conciso después de años perdida en la niebla, y es que aunque no sepa que será de mi futuro, aunque no se en que trabajaré, como será mi vida. Si que se por donde quiero empezar, y los principios sobre los que quiero llevar mi vida. Y es por eso que me siento completa, porque no hay nada más importante que mostrarse receptiva al mundo que te rodea, fue así como sin querer descubrí que en Málaga hay una cafetería donde los martes por la tarde recitan poesía. Este encuentro fue un día curioso, estaba hablando con un amigo en un tono bastante existencialista, lo cierto es que hoy no recuerdo de que era, pero si tengo el recuerdo de que disfrutaba con ella.  Es cierto que me encanta hablar, pero disfruto aún más cuando hablo con gente que sabe más que yo, que me muestren libros que no he leído, películas que desconocía, nuevas melodías, información curiosa y desconocida. Es algo que me cautiva, pero por desgracia es difícil de encontrar, no porque yo sea un genio o una persona de gran cultura. Lo cierto es que me doy a mi misma mucha rabia porque siento que no he leído todo lo que debería, que cada día que pasa es crucial y que a cada día andado son horas de lectura y aprendizaje desperdiciado, ojala existiese la  habitación del tiempo de Dragonball, me encerraría con toneladas de libros y películas y cuando saliese no habría pasado ni un solo minuto y podría alternar nueva lectura y cine con lo que he aprendido y disfrutar de nuevas experiencias…

No se, realmente no vivimos la vida, no nos culturizamos, mi cuarto está tan atestado de lectura que tengo que poner nuevas repisas ya, hay libros que incluso tengo apilados, pero es como si no fuera bastante, ni siquiera he pasado la punta del iceberg en la cultura literaria o cinéfila, o las melodías de grupos que por presupuesto o ideologías ni siquiera han visto la luz. Aprovecho para felicitar a Vetusta Morla, a los cuales comencé a  oír cuando ni siquiera tenían videoclips. Y animo a que salga a la luz el grupo Versatile, del cual me he enamorado. Que lástima no haberlos visto el día 27, realmente tenía pensado ir a ese modesto pub de  Murcia solo para dejarme embriagar por sus notas y sus letras.

Vaya! Como se me ha ido, volviendo al autobús la situación fue un miércoles o un jueves, sobre las 8 y media de la tarde, volviendo a la casa de mi hermano, una señora de unos 65 años se da al vuelta y comienza a comentar lo que estábamos hablando, no era la típica mujer mayor que suelta paparruchas, solo por mantener una conversación. Quizás sea un poco antisocial, pero odio a los desconocidos que comienzan a hablar de idioteces solo por tener un contacto humano, ¿incómodo silencio?. Bendito silencio, siempre me mantengo, o lo intento, al margen de ese tipo de conversaciones sin sentido, es solo desperdicio de saliva.

Bueno pues esta señora resultó ser poetisa aficionada y nos invitó a acudir allí donde se reunían los martes por la tarde para recitar, por si sencillamente queríamos escuchar o incluso participar. Sin duda me sentí transportada a aquellos poetas que se reunían en cafés solo para tener conversaciones donde inteligencia y sentimientos se fusionan en un mar de existencialismo. Amada cultura tan despreciada y exiliada en esta España sucia y desgastada, de la cual ya uno llega a dudar si frotando se le podría llegar a sacar brillo.

Pues desde hace unos meses he tenido un par de situaciones como esas, como con la poetisa, me ha encantado comprobar que si sabes observar, o mejor dicho,si estás abierto alo que te rodea, descubres mundos maravillosos. Cualquiera ante la primera palabra podría haber pensado que era una vieja loca y haber pasado de ella, o haber estado hablando de tonterías y ella nunca se habría girado, o haber hablado de cosas tan banales que nunca se hubiese descubierto quién era ella y que ese lugar existía, cualquier cambio de reacción o situación habría llevado a que no se cumpliese esa situación y por tanto ese día no habría obtenido esa gran satisfacción…

… Abrámonos, a las posibilidades, a las oportunidades, al mundo, a la vida… Di “SI” a la vida…

-El hombre sabio querrá estar siempre con quien sea mejor que él.

PLATÓN

– No hay perfección sin esfuerzo. Los mediocres jamás cosechan rosas por temor a las espinas.

JOSÉ INGENIEROS

– Durante mi segundo año en la escuela de enfermería, el profesor nos hizo un examen sorpresivo. Contesté las preguntas con seguridad, hasta que leí la última “¿Cuál es el nombre de pila de la mujer que hace la limpieza en la escuela?”. Pensé que se trataba de una broma. La había visto varias veces pero ¿Porqué habría de saber yo como se llamaba?. Dejé en blanco el espacio para responder a la última pregunta, y entregué el examen. Una alumna preguntó si la última pregunta contaría para la calificación. Indudablemente – contestó el profesor. En su vida profesional conocerán a muchas personas. Todas son importantes y merecen su atención y consideración, aunque lo único que intercambien sean sonrisas y saludos. Jamás olvidaré esa lección. También averigüé que la dama encargada de la limpieza se llamaba Dorothy.

JOANN JONES.

Sazonando la vida…

Porque a pesar de lo amarga que pueda parecernos la vida, esta se hace un poquito más dulce o salada según nuestro paladar, si la sabemos condimentar. Los sucesos no lo son todo, sino como decidimos llevarlos.

La filosofía parece una cosa inútil, solo un montón de ideas descabelladas sin ningún fundamento de una panda de tarados, pero hay tanta filosofía como filósofos. Por tanto que te impide ser tu propio filosofo? sino hay una  filosofía hecha para ti, a que esperas para crear una?. Que te haría sentirte mejor contigo mismo? cuales son tus principios inquebrantables? porque motivo renunciarías a esos principios? de que eres esclavo?  eres libre? Haces lo que deseas o lo que esperan de ti? cumples tus deseos a costa de la desdicha ajena?

Son tantas las preguntas como posibles las respuestas y eso es mucho trabajo, porque no hay tarea mayor que la de conocerse a uno mismo, especialmente por el miedo a descubrir quienes somos realmente. Pero, ¿no es más gratificante la recompensa al esfuerzo que dejarse llevar en una manta voladora ante un destino incierto? Es que acaso solo somos responsables de nuestros actos cuando estos no salen como queremos? Y por qué siempre son los demás, es decir, las personas, el ambiente, las situaciones… las que tiene la culpa de las cosas malas  que nos ocurren, pero nunca nosotros?

Es duro descubrir quienes somos, pero aun más lo es ser marionetas en una vida que no controlamos, solo que nunca lo pensamos, es más fácil resignarse pensando que no podemos cambiar nada de lo que nos sucede.

¿Por qué si no te gusta la pasta como está cocinada no la pruebas a ver que falla y la sazonas a tu gusto en lugar de esperar a que alguien  la arregle por ti? No te has parado a pensar que a lo mejor a esa persona le gusta más sosa? o más salada? o más dulce? o más picante ¿y que solo tú, puedes descubrir como te gusta??

Hoy he escrito este post porque he acabado los exámenes y la verdad es que por primera vez en mucho tiempo me siento orgullosa de mi misma y de mis esfuerzos en este aspecto, no se cuales son los resultados ni cuan positivos o negativos serán. Pero hoy lo importante es que me esforcé y me siento orgullosa de mi auto superación.

Pero no todo es paz y descanso, pues ya debo empezar a leer nuevos temas, es lo que tiene compaginar dos estudios, pero quien algo quiere algo le cuesta y si no me esfuerzo yo por mi futuro, otro no lo hará. La clave está en pensar qué deseamos de verdad y no dejar que la contracorriente nos haga retroceder. Porque si perdemos la voluntad, no somos nadie.


“El que empieza a instruirse en la filosofía de todo se echa la culpa a sí mismo”

Epicteto

“En filosofía no es alcanzar el objetivo lo que importa, sino las cosas que uno halla por el camino”

Henry Havelock Ellis

“En filosofía son más esenciales las preguntas que las respuestas”

Karl Jaspers

Suerte a todos a la hora de sazonar y condimentar sus vidas

Morir en vida…

Idiotas que no aprecian la brevedad de la vida ni la intensidad de los sentimientos.
¿Qué es más importante que sentirse vivo? Aunque sea triste, amargo o alegre, eso no importa, es mejor que estar enterrado en vida.
Que te coman los gusanos cuando aun caminas, que se te pudran los pulmones cuando aun respiras, que tu corazón no lata pero tu cerebro siga activo…
No nos damos cuenta de  que es un pedacito de infierno pero también un pedacito de cielo, y con la brevedad de un suspiro se apaga y ya no surgirá nunca más.
Cuántos seres, que caminan por el mundo, y  en sus ojos no ves nada, salvo la muerte. No existe pasión, ni competitividad, tampoco amor, ni por uno mismo ni por otros, son solo recipientes vacíos que caminan por este mundo, plagado de zombies como ellos y solo esperan que el último suspiro se los lleven y les libere de la apatía y del sin sentir de este universo tangible. Los  pocos afortunados que por un motivo o por otro sienten al fin la vida, esos seres, que cómo si de mariposas se tratasen, han despertado de su largo letargo, han dejado de ser el gusano que solo comía y dormía sin rumbo, para transformarse en una preciosa criatura que solo desea contemplar y disfrutar desde las alturas de la vida mientras aun le quede tiempo. Muchos seres no tienen el placer de ser una mariposa, sino  que pasan sus días en ese estado comatoso que solo les impulsa a las funciones básicas. Y ya sea por los depredadores o porque su capullo fue demasiado frágil, nunca llegan a sufrir la metamorfosis necesaria para afrontar la vida. Evitan la felicidad a costa de evitar el sufrimiento, y no se dan cuenta que para una vida completa ambos son necesarios. Porque si no sufriéramos, si nuestro corazón no sintiera las puñaladas de la vida y no se llevase decepciones, significaría que no sentimos absolutamente nada, y eso no nos dejaría hueco para amar, o para  que nuestro corazón  manifieste euforia, melancolía, ternura, sorpresa, candidez… La vida se compone de buenos y malos momentos, de alegrías y frustraciones, pero si estas segundas no existieran, cómo disfrutar de las primeras?. No las reconoceríamos aunque nuestra vida dependiese de ello…

“Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo.”

Oscar Wilde

 

Perfeccíon…

Y vagar sin mas en un estado de realización personal, y no pensar en el mañana ni en cada maldito detalle que estropea nuestras vidas. No pensar en el lugar perfecto, en los objetos perfectos en la persona perfecta, en la vida perfecta, porque la perfección reside en la imperfección.
¿ Qué tipo de vida monótona y rutinaria sería si cada día fuese perfecto??. En donde quedarían los días especiales, la apreciación de una puesta de sol, la risa ante una macha de comida en el ser contiguo, la caída accidental en la orilla del mar estropeando el peinado, los bigotes provocados por la leche, los fallos al hablar, recoger con la lengua las gotas que han sobresalido de un recipiente… Casi ningún pequeño placer existiría si tuviésemos una vida perfecta, todo sería finalmente, triste y aburrido y nos sentiríamos frustrados por tenerlo todo y al final no ser felices.
O quizás serlo, pero no de un modo completo, como dice el dicho “vivir feliz en la ignorancia”, y puede que una persona tenga una bonita casa, un coche, un marido que le quiera y unos hijos que saquen buenas notas sienta que tiene una vida perfecta… Pero no crecen por dentro, no piensan realmente lo que desean, lo que sueñan ,l o que anhelan… Es decir se centran en lo que la sociedad dice que es una vida perfecta, pero no se paran a pensar en qué es lo que realmente desean al margen de los cánones sociales.
Pero todo es puro miedo, porque la vida no es justa y está llena de sacrificios, pero eso es precisamente lo que nos da la opción de elegir, de cometer errores y de tomar grandes decisiones, de contar todo lo que ha evolucionado en ese tiempo, de leer, pintar, caerse, soñar, y por ello nada tiene más sentido en la vida que la imperfección de nuestra mente y de nuestro corazón.  Sin momentos tristes, de dolor ni frustración, tampoco viviríamos momentos de euforia, grandiosa alegría, y pasión….

Enfrentarse a la tristeza…


Hay días en los que las lágrimas son inevitables, son ese 10% de nuestras vidas que no podemos controlar, porque en ese porcentaje nos suceden cosas ajenas a nuestra voluntad.

La cuestión es que ahora, después de llorar, después de tener los ojos amoratados y la piel castigada, después de que mi lengua sepa a salada, es el momento de recomponerme, no de manera brusca porque realmente todo crujiría y solo me serviría para volverme a caer. Pero si para ir pensando, ir racionalizando lo que me ha ocurrido y darle la importancia justa que tiene, y no permitir que este hecho, es decir, que un hecho en un punto concreto haga que me venga abajo y me plantee todo, haciéndome retroceder todos los pasos que he avanzado…

Es el momento de sentirse triste, de terminar de secar las lágrimas y de saber, que aunque ahora todo sea negro, mañana será un día mejor. Todos somos un poco videntes dependiendo de nuestra actitud y si pensamos que algo va a ocurrir, aunque todo apunte en otra dirección, nuestra actitud será el principal factor en cumplir esa premonición… Aunque ahora cueste y me siga estando triste, pensaré en que mañana el día puede amanecer mejor. No se, pensar en lo que podría hacer para que mañana fuese un día mejor… No podemos negar el dolor, pero tampoco hacerlo el motor de nuestra vida, ambas acaban en catástrofes y lo cierto es que aunque tenga días tristes, aunque me pasen cosas horribles, desde que intento tomarlo todo con otra filosofía, actúo diferente. No es que no me afecte, porque ahora mismo me siento hecha una mierda, pero si es cierto que me detengo a pensar que no es un sentimiento que va a estar ahí para siempre, al menos no, si yo hago algo por evitarlo, y eso es lo que intento, para mejorar como persona y para intentar ser un poquito más feliz…

“Aquel que tiene un porqué para vivir, puede enfrentarse a todos los “cómos” – Friedrich Nietzsche

Ángel…

¿No sería maravilloso volar?
Ascendemos con la esperanza de que nuestros ojos puedan ver más allá.
Admiramos el horizonte y soñamos con cumplir lo que las aves pueden realizar.
¿No sería maravilloso contemplar desde la lejanía el amanecer?
¿No sería increíble sentir la brisa bajo pies descalzos?
Quiero ver esa pequeña fortaleza de la colina.
Deseo acariciar las nubes.
Ansío bañarme en lagos donde pocos hombres han llegado. Y deslizarme, como en un cuento de hadas, donde cada movimiento de nuestro cuerpo es una danza, una alegoría a los sueños ancestrales…
Quiero amar sobre las nubes, hacer el amor sobre ellas y acariciar sus labios bajo un arcoíris.
Deseo volar para acariciar mis alas, para plasmar en una cámara lo que ningún ojo humano ha podido contemplar y destripar cada pedacito de cielo para que se derrita bajo mis pies saltarines, bao mis caderas hambrientas de un mundo, que lejos de estar compuesto de tristes lágrimas y lamentos, se yergue ostentoso, hermoso, mágico y extenso…
Amaría poseer alas para visitarte por las noches, acariciar tus cabellos, y susurrarte al oído, contemplar como sueñas y deslizarme por la ventana como si nunca nadie te hubiese visitado.
Desearía que mis plumas quedasen en el marco de tus cristales, cual mechón de pelo, que se desprende de nuestro cuerpo cada día.
Gritarle al horizonte cuánto deseo entregar las cartas de amores reprimidos y observar a los enamorados que suspiran tras cristaleras agrietadas donde creen que nadie les ve y animarles a soñar…
Y qué hermoso, solo ascender para poder besar a la luna;
Ascender solo para poder besar las estrellas;
Ascender para mostrarte como son las nubes;
Ascender para guardarte en un bote un pedacito de cielo;
Y ascender hasta ver como las luces de la tierra y el firmamento se fusionan creando un único manto que envuelve cada noche al resto de los mortales…
¿No sería genial que las yemas de los dedos acariciasen un océano perdido en la inmensidad de la nada?
¿No sería genial, que pudiésemos sentarnos en el aire, tumbarnos y revolcarnos en él?
¿No sería genial contemplar el mar y jugar con los pececillos traviesos, que bien podrían considerarte un ángel destinado a hacer sus vidas menos tristes por el hombre?
Sueño con danzar sobre las aguas como hizo Pulgarcita con su príncipe encantado, y juntos, en ese escenario imposible, sellar ese amor en una danza que bien podría haber salido de un hermoso ballet. Como dos cisnes juguetones que se muestran su amor…
Ay! Triste mundo, qué deseas arrebatarnos todo aquello que es hermoso.
Ay! Triste ser humano, tu codicia y envidia te llevan a destrozarlo. Tanto lo envidias por ser más hermoso que tú?. Tan solo porque tiene lugares que jamás poseerás?, tan solo porque enamora más que cualquier palabra de amor que de tus labios broten?…
Deseo tantas cosas, y en cambio aquí me dispongo a yacer, con las plumas de sueños jamás realizados y con besos que son solo sombras del pasado.
Lo cierto es que no se como concluir,  las palabras brotan y no las puedo parar. Ninguna frase es buena y el camino no tiene mucho sentido, el cielo ha dejado la capa de nubes para dar lugar a una hermosa noche y aun así sigo aquí escribiendo. Y la luna, tímida asoma entre su velo blanquecino y las farolas iluminan mi sendero. Y también vuelvo a observar la fortaleza, esa que oculta secretos prohibidos y reluce en un horizonte cercano.
¿Quién es el hombre, sino un mero artesano?
Plumas de cristal, proteged mi alma de la corrupción banal y permitidme siempre soñar con un universo tan mágico como sencillo y  que extrañe tanto, que  su simple recuerdo, me produzca un dolor placentero…
Palabras de olvido para los amantes malditos, y mis dedos continúan en un sendero que a pesar de parecer triste, es en realidad hermoso y añora ser eterno, como los ángeles que se lamentan de aquello que corrompemos.
Hasta más ver mundo etéreo, vuelvo a este sendero efímero de reglas de ceniza y hormigón, añorando de nuevo reencontrarme contigo, ser que me anima a escribir y me hace soñar…