La Sangre (II):Grupos sanguineos y psicologia en la sociedad Nipona

Hace unos meses se me ocurrió la idea de hacer un post sobre un dato curioso en la sociedad nipona, y es la importancia que estos le dan al grupo sanguíneo, incluso es mayor que la que damos en occidente a los signos del zodiaco. Pero pensé en realizar un análisis más detallado en lugar de simplemente aportar este dato curioso. Por eso este post en realidad ha constado de dos partes.

Por un lado la composición y los descubrimientos científicos que nos han hecho conocer a la sangre tal y como lo hacemos hoy día. Y por otro, un perfil psicológico que se remonta a la época griega y que también ha tenido su importancia en el mundo oriental, hasta el punto de seguir arraigado en la actualidad.

Antes de hablar sobre esa “psicología” de la sangre, os voy a hablar brevemente de los grupos sanguíneos y sus características desde el punto de vista científico:

LOS GRUPOS SANGUINEOS:

En 1900, el patólogo y biólogo austriaco “Karl Landsteiner” , salvó muchísimas, vidas gracias al descubrimiento de los grupos sanguíneos. Este descubrió 3 de los cuatro hematíes que existen: A, B y 0. Serían sus discípulos los que descubrirían unos pocos años después el cuarto: el grupo AB.

PERO… ¿POR QUÉ FUE TAN IMPORTANTE ESTE DESCUBRIMIENTO?:

El descubrimiento de Karl, no solo le llevó a ganar el premio Nobel, sino a evitar muchísimas muertes. Ya que el principal problema de desconocer los grupos sanguíneos era que podrían mezclar sangre de pacientes, los que ocasionaba la muerte inmediata del mismo. Seguramente hasta este descubrimiento muchas personas morirían desconociéndose las causas.

GRUPO RH:

El factor RH ( o factor Rhesus) es otro elemento de la sangre, y recibe su nombre por el “macaco rhesus” (macaco mulatta) que fue en el primer ser vivo donde fue identificado este factor.

Hay dos tipos de RH dependiendo de si este factor se manifiesta o no en la superficie de los glóbulos rojos del individuo. Este puede ser:
Positivo (+): el cual se encuentra en un 85% de la población
Negativo (-): el cual se encuentra tan solo, en un 15% de la población

Al igual que al mezclar sangre de diferentes grupos, mezclar la sangre de individuos con diferente Rh también puede tener graves consecuencias:

Por ejemplo transmitir Rh+ a un individuo de Rh-, provocaría que esta comenzase a producir anticuerpos y que en futuras transfusiones a grupos de RH+, destruyese sus glóbulos rojos por un proceso de hemolización (fragmentación).

OTROS SISTEMAS DE GRUPOS SANGUÍNEOS:

Un dato desconocido por la mayoría de la población es que no solo existe el sistema sanguíneo ABO, usada para describir la presencia o ausencia de diferentes antígenos. Algunos ejemplos son:
Diego +: solo presente en Asia del este y en los Indios americanos.
MNS: un sistema que se caracteriza por M, N o MN y es usado normalmente para pruebas de paternidad y maternidad.
Duffy negativo: que confiere cierta inmunidad contra la malaria

GRUPOS SANGUÍNEOS Y RACISMO:

No todo fue un camino de rosas tras los descubrimientos de Karl Landsteiner, el hecho de que los diferentes grupos sean más comunes en unas sociedades o grupos étnicos que en otras, provocó fuertes críticas y comentarios racistas. Por ejemplo, se llegó incluso a considerar a la raza asiática inferior en la escala evolutiva, porque se pensaba que en ellos predominaba (falsamente) el grupo B, el cual no era muy común en la población caucásica, pero si en animales.
Fue a partir de esas falsas alusiones con las que no estaba de acuerdo Japón y supuso el punto de origen en su obsesión con los grupos sanguíneos.

Pero un periodo oscuro se cernía sobre la raza humana, con la llegada de la “supremacía de la raza aria”  durante la segunda guerra mundial, Japón comenzó a buscar artimañas y absurdas teorías para contraponer, las supuestas diferencias sanguíneas, mostrando “pruebas” sobre su similitud con la raza aria.

Uno de los más importantes en este campo fue el médico japonés Hara Kimata, que en 1916 publicó un artículo, donde proponía un posible vínculo entre el temperamento y el tipo de sangre. Artículo que fue desarrollado de manera más minuciosa por Takeji Furukawa en 1927, y que tuvo una gran repercusión en la década de los años 30 y 40.

En 1971 resurgió el interés en este tema tras la publicación del libro “Lo que los tipos de sangre revelan sobre la compatibilidad” por Nomi Masahiko, el cual se convirtió en la Biblia para los creyentes en esta teoría. Tal fue el impacto del libro en la sociedad nipona, que a pesar de los estudios científicos, se siguen teniendo en cuenta. Por ejemplo: se han llegado incluso a contratar empleados atendiendo a su grupo sanguíneo como más o menos calificados para el puesto.

CALIFICACIÓN DE LOS GRUPOS SANGUÍNEOS SEGÚN SUS CARACTERÍSTICAS:

O: Es el atlético, de carácter tranquilo, paciente, control sobre sus emociones, de gran fortaleza, saludables, buenos en los deportes, autoritarios, celosos, obsesivos.

A: Es el artístico. Meticuloso, reservado, de carácter agradable, lleno de preocupaciones, indeciso, cauto, de espíritu débil, auto sacrificable, pesimista, discreto, inflexible, fastidioso.

B: Es el creativo. Optimista, independiente, de buen corazón, sensible, creativo, cuidadoso, impredecible, ostentoso e indiscreto.

AB: Es el adaptable. Racionales, diplomáticos, organizados, honestos, calculadores. Tipo B al exterior, tipo A a su interior. Muy conservadores, se ofenden con facilidad.

Compatibilidad -sentimental- entre tipos de sangre:
A es más compatible con A y AB
B es más compatible con B y AB
AB es más compatible con AB, B, A, O.
O es más compatible con O y AB

OTRAS CURIOSIDADES:

Según Masao Ohmura, profesor de psicología de Nihon University, debido a que la población nipona es de características bastantes homogéneas, sugiere que se han fundamentado en esa creencia de los grupos sanguíneos para crear cierta diversidad, unido a los pensamientos antiguos ya establecidos sobre el sistema feudal antiguo:

* Tipo O : discretos y fuertes.- clasificación que concuerda con la denominación feudal de “guerreros”.
* Tipo A: sumisos y de carácter ligero – clasificación feudal del “granjeros o campesinos”.
* Tipo AB: Inteligentes y sensitivos – clasificación feudal de “artesanos”.
* Tipo B : optimistas y negociadores – clasificación feudal de “vendedores”.

“Si eliges un grupo heterogéneo y le pones la etiqueta de grupo O o B, entonces todo el grupo parece realmente como gente del grupo O o B, compartiendo los individuos entre sí grandes similitudes. El hecho es entonces imprimir esa idea en la mente de los individuos y de esa forma ellos creerán en la conexión entre los tipos de sangre y su personalidad”.

CONCLUSIÓN:

Los fundamentos sobre que la sangre puede determinar nuestro carácter es absurda, si bien, al ser un factor genético, quizás esta podría tener alguna influencia, pero de ser así, sería mínima. Entonces ¿por qué muchas personas se sienten identificadas con estas correspondencias? La respuesta radica en la predisposición mental. si nosotros creemos que somos algo al final seremos ese algo.

CURIOSIDADES:

Al parecer la sangre no solo influye en nuestra salud de manera directa, sino que además de todas las especulaciones sobre su influencia en el carácter. Recientemente los investigadores James y Peter D’Adamo, han sugerido que también influye en nuestra alimentación. Definiendo que alimentos que son perjudiciales, beneficiosos y neutros según nuestro grupo sanguíneo.

En este artículo me extenderé más en el próximo post que estoy cansada de escribir.