Un Nuevo comienzo ( A new Inception)

Hace tantos años que no escribo por aquí, que lo cierto es que no se si soy la misma persona. Mucho ha llovido desde entonces, pero supongo que sigo con mis pequeñas crisis existencialistas, sigo amando las nubes de colores, el rocío de la mañana y la cultura kawaii… No me puedo quejar, supongo que aunque no todo me vaya bien y no me sienta realizada, en los aspectos básicos, es decir en el día a día si soy feliz. Es quizás en estas fechas, rodeada de exámenes las más frágiles y las que más a prueba ponen mi resistencia y mi autoestima…

Lo cierto es que iba a hacer un blog nuevo, porque pensé que no tenía nada que aportar a este, incluso hay algunos textos que me dan un poco de verguenza leerlos ahora que han pasado tantos años…  Para ser exactos cree el nuevo blog,“Delirios de Purpurina” en octubre y he escrito en él hasta ahora (aunque cómo es típico en mi, de forma intensa y desperdigada en el tiempo)

Esta es parte de la primera entrada, a 17 de Octubre del 2014:

El motivo por el que decidí hacer una entrada nueva, fue para plasmar mis pequeños avances en mi nueva rutina. Realmente nunca he escrito para nadie, más bien me gustaba tener un lugar al que acudir a escribir, como una especie de diario digital, donde todo esta lindo y ordenado y sin importar el tiempo que transcurra es fácil encontrarlo de nuevo.

Pero mejor comienzo por presentarme, soy una estudiante de 26 años, de 1,54m y 59kg de peso, nunca he hecho deporte y mi espalda es bastante débil, me falta refuerzo muscular y de por sí tengo una mala genética. Desde hace unos años los dolores de espalda han ido en aumento y mis esporádicos intentos de hacer algo por solucionarlo quedaron en eso… Meros intentos.

En una ocasión me apunté a spinning, ese tipo de actividades suelen pagarse por sesión hasta ver si te gustan y luego ya puedes optar por mensualidades. Tras pagar mi primera sesión, y a pesar de que me lo tomé con calma, me hice una lesión en la pierna, la cual achaqué en un primer momento a agujetas, para más tarde descubrir que tenía que guardar reposo durante dos semanas…

Todas mis experiencias con el mundo deportivo, han sido a este nivel, lesiones provocadas por la tarea en si con posterior abandono de la misma, o que un dolor anterior a la actividad, me impida acudir de forma asidua a la misma, como cuando probé a apuntarme a kendo. Por aquella época mi espalda ya estaba bastante mal, así que tan solo asistí dos semanas seguidas a las clases, y en el siguiente mes, fueron cada vez más espaciadas en el tiempo.

Es cierto que no puedo culpar de todo a mi cuerpo ni mucho menos, precisamente el haber tenido una vida de abstinencia deportiva (salvo las clases obligatorias de gimnasia en el colegio e instituto), han sido un factor crucial en mi deterioro físico. Por lo que mi falta de interés hacia actividades físicas, unidas a mi falta de constancia en general, a problemas de procrastinación, y a un constante dolor físico, han sido un perfecto campo de cultivo para sencillamente no haber hecho nada.

Hace poco más de un mes, decidí que eso iba a cambiar, aunque ya llevaba más tiempo con microrutinas, pero hasta ahora había decidido mantener ocultos mis propósitos. Una cosa que he aprendido, es que si antes de realizar un nuevo propósito o cuando llevamos poco tiempo en ello, lo comunicamos, la gente suele apoyarnos antes de haber realizado ningún esfuerzo y especialmente en las personas con problemas de procrastinación y que son generalmente inviables con la constancia, traducen en su subconsciente todo esto como “refuerzo positivo”. Es decir, recibes las alabanzas o la palmadita en la espalda, sin haber realizado ningún esfuerzo en realidad. Y así es mucho más fácil abandonar cualquier objetivo que nos propongamos antes de haber empezado.

Así que con el comienzo del nuevo curso, me propuse nuevos objetivos para el “nuevo año”. Si, los propósitos que la gente suele formularse (y casi nunca cumple) en fin de año, yo suelo hacerlos (y tampoco cumplirlos) en Septiembre.

Este blog, es para mi, como una especie de refuerzo positivo para continuar con mis nuevos propósitos, para que me ayude a ser constante y sea una motivación extra. Pero también es para quien en algún punto de su vida se haya sentido así y desee un pequeño empujón. Piensa que no eres el único que no ha logrado sus propósitos o ha tenido dificultades, piensa que no eres el único que en algún momento ha abandonado o que no eres quién querías ser en este punto de tu vida.

Dedicado a todos, incluida yo.

Anuncios

Ventajas del sexo

iuuiu

Una pequeña lista sobre las ventajas del sexo. Extraido directamente de las noticias del msn. No se, lo vi y me pareció curioso.

  • De acuerdo con un estudio de la Universidad de Pensilvania, hacer el amor tres veces a la semana equivale a quemar 7.500 calorías al año: el equivalente a correr 120 kilómetros.
  • Una noche de pasión incrementa notablemente la cantidad de oxígeno a nivel celular, lo que contribuye a que órganos y tejidos tengan un funcionamiento óptimo.
  • Durante el acto sexual aumentan los niveles de testosterona en el hombre, un elemento que mejora la resistencia y densidad de huesos y músculos.
  • Hacer el amor de forma habitual reduce parcialmente los niveles de colesterol y triglicérido.
  • El sexo reduce los niveles de dolor causados por migrañas, artritis o lesiones de espalda. Las hormonas liberadas durante el orgasmo inhiben parcialmente los receptores de dolor del cerebro.
  • Una eyaculación regular sirve apra eliminar los fluidos más nocivos de las glándulas. Pero atención: hay que seguir una frecuencia, y un cambio brusco en la misma puede dar lugar a problemas  prostáticos.
  • Dos factores se unen para reducir el estrés durante el sexo. Por un lado, la relajación muscular que sucede al acto, la cual actúa sobre tensiones y zonas rígidas durante el día. Por otra parte, la distracción y el goce, sumado a la segregación de endorfinas, mejoran el humor.
  • El sexo y las caricias más apasionadas fomentan la segregación de oxitocina, también conocida como “La hormona del amor”. Generada por la pituitaria, la oxitocina eleva notablemente el deseo sexual a medio y largo plazo.
  • Hacer el amor con frecuencia eleva los niveles de estrógenos en la mujer, protegiendo su corazón y haciendo que los tejidos vaginales sean más flexibles.