El Club de la lucha

El Club de la Lucha

Mi madre jamás había visto el club de la lucha, así que como buena hija me he sacrificado y la he visto por… Bueno, he perdido la cuenta de las veces que la he visto, pero lo he vuelto a ver (risas).
Lo cierto es que es pensar en esa película y rememorar sus palabras retorcidas y sus frases de humor negro, escapándose de mis labios una sonrisa cabrona.

Desear escuchar cada cita satírica o sarcástica, y dar comprensión a la gran profundidad filosófica que tiene.

Mandar al carajo al punto consumismo y darme asco a mí misma por ser una más. Y soñar con la llegada del triunfante final aún más apoteósico que en el maravilloso libro de Chuck Palahniuk.
Es realmente irónico que sea de mis películas favoritas y que la haya visto tantas veces, porque mi primera experiencia con esta película fue muy diferente: tendría unos 16 años, y recuerdo perfectamente que me hicieron falta 4 intentos para verla. Me quedaba “empanada” en los primeros 20 minutos y no avanzaba. Pero tenía la intuición de que era una película que merecía la pena, así que hice el quinto intento y tras pasar los primeros veinte minutos fue como si la película cogiese carrerilla y antes de darme cuenta había llegado al final, no despertaba de mi asombro. La detuve y la volví a poner, me había enamorado.

En esa primera semana la vi al menos 6 veces!, sin duda fue un shock y desde entonces siempre que sale el tema, la recuerdo o la recomiendo, al final en un periodo no más largo de una semana acaban las escenas repitiéndose en mi televisor. Cuando alguien no ha visto esta película mi primera reacción es “¡cómo has podido no ver el club de la lucha!” Lo cual es más gracioso porque fue la frase que me dijeron cuando dije que no la había visto…
Es una película maravillosa y es increíble que teniendo un reparto tan bueno y accediendo a un público de manera comercial, hayan conseguido algo tan alternativo. Luego me leí el libro, y si, tiene diferencias, pero son detalles que se pueden pasar perfectamente por alto. Realmente ha sido de las pocas veces, por no decir prácticamente la única, que no me he sentido decepcionada en el paso del libro al cine. Incluso me atrevo a decir que el final de la película ha superado al del libro.
Oh si!, como comienzan a sonar los ”Pixies” al ritmo de… ( jejeje bueno ya saben… Oh! Quiero llorar!)
Me enamoró en general, y su final especialmente. Pero no es solo eso, es mucho más, es toda la mierda que suelta, es como te hace reflexionar, como hace que salgas loco y te comas el coco. Sencillamente no tengo palabras…

¡¡¡¡¡¡¡SPOILER!!!!!!

–>EL RESTO DE LA ENTRADA ES SPOILER, SI NO LA HABEÍS VISTO NO SIGÁIS LEYENDO (si la curiosidad os puede, son solo citas de la película y anécdotas y curiosidades sobre la misma, asi que, vedla antes!!)
Y bueno, esto para los que ya la hayan visto y quieran recordar buenos momentos:
Selección de buenas frases de la película:
– ¿Para qué la salida de emergencia a diez mil metros de altura?, Ilusión de seguridad.
– Sí, supongo.
– ¿Por qué los aviones llevan mascarillas de oxígeno?
– Para poder respirar…
– El oxígeno, te coloca. En caso de emergencia respiras hondo debido al pánico, de ese modo te vuelves eufórico, dócil, aceptas tu destino. Está todo ahí, aterrizaje de emergencia a mil kilómetros por hora… caras inexpresivas, tranquilas, como vacas hindúes.
– Es… Una teoría Interesante
(escena genial, no lo creen???. desde esta película me lo flipo yo sola en los aviones repitiendo frases de la escena)
-¿Has oído alguna vez un estertor de muerte?
-Puedes tragarte medio litro de sangre antes de vomitar.
– Nadie sabe lo que ha visto, pero lo han visto.
– Una suntuosa y enorme polla. (buenísima la escena)
– Quería destrozar algo hermoso
– Marla, la gran turista, su mentira reflejaba la mía. (me encanta!)
-El condón es el zapatito de cristal de nuestra generación, bailas con el toda la noche y luego lo tiras, al condón no al extraño claro. (ella también tiene frases muy buenas)
-Lo sé porque lo sabe Tyler
-Si tuviera un tumor lo llamaría Marla (lo amo!!)
-La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco nos hemos dado cuenta y estamos, muy, muy cabreados.
-Deslízate…
-Únicamente cuando se pierde todo somos libres para actuar. (sin palabras…)
—Por favor, Doctor. Estoy sufriendo.
—¿Quieres ver sufrimiento? Visita el pabellón de cáncer testicular. Eso es dolor. (XD, muero!)
-Somos los hijos indeseados de Dios, ¿y qué? Nuestros padres eran nuestros modelos de Dios, si nuestros padres nos fallaron, ¿qué dice eso de Dios?
– Si el tiempo vivido es largo, el índice de supervivencia para todos se reduce a cero.
-Lo que posees acabará poseyéndote. (Si que es cierto, pero no nos damos cuenta)
-Cuando la gente cree que te estás muriendo es cuando en verdad te escuchan, en lugar de estar esperando su turno para hablar. (En serio no os entra una cosa con frases como esta?)
– Nuestra vida es nuestra gran depresión.
– No somos nuestro trabajo. No somos nuestra cuenta corriente. No somos el coche que tenemos. No somos el contenido de nuestra cartera. No somos nuestros pantalones… Somos la mierda cantante y danzante del mundo. ( buenísima)
-Cuando se padece insomnio nada parece real. Parece una copia de otra copia de otra copia. (es cierto, 100%)
-Perseguís a la gente de quien dependéis, preparamos vuestras comidas, recogemos vuestras basuras, conectamos vuestras llamadas, conducimos vuestras ambulancias y os protegemos mientras dormís… Así que no te metas con nosotros.
-Si te despertaras a otra hora en otro lugar… ¿te despertarías siendo otra persona? ( así empieza lo bueno)
-Somos una generación de hombres criados por mujeres, me pregunto si realmente otra mujer será la respuesta que necesitamos.
-Tienes que saber, no temer, saber que algún día vas a morir, y hasta que no entiendas eso, eres inútil. (Amén)
-No eres un bonito y único copo de nieve, eres la misma materia orgánica en descomposición que todo lo demás, todos somos parte del mismo montón de estiércol (XDDD)
-Sentía ganas de meterle una bala entre los ojos a cualquiera que se negara a follar para salvar su especie. Quería abrir las válvulas de descarga rápida de todos los petroleros y llenar de crudo todas esas bonitas playas que yo jamás conocería. Quería respirar humo.
-La auto perfección es simple masturbación. (*O*)
-Yo no creé un alter ego peor para sentirme mejor (Adoro el alter ego de Jack)
– ¿Por qué todo el mundo me confunde contigo?
-Me has conocido en un momento extraño de mi vida. ( EL GRAN FINAL!!!!)
———————————————————————————————————-
Algunos datos curiosos de la película:

– Al final de la película, justo antes de los créditos, aparece en un flash el plano de un pene, como mensaje subliminal, cosa que hacía el personaje de Brad Pitt, trabajaba en un proyector de cine e incluía fotogramas de películas porno en el metraje de una película de dibujos animados.
-El número de teléfono de Marla Singer (555-0134), es el mismo que el de Teddy en “Memento”.
-Hay fotografías promocionales y posters donde, aparecen las caras de Pitt y Norton cada uno con el gesto facial característico del personaje del otro en la película; es decir, Pitt con cara de angelito y Norton con cara de violento.
-Helena Bonham-Carter le preguntó a una farmacéutica cuantas pastillas de las que nombran en la película se tenía que tragar para sufrir una sobredosis.
-El que interpreta el papel de Bob, es el cantante Meat Loaf.
-A Helena le tuvieron que poner plataformas para no parecer una enana al lado de los dos protagonistas porque ellos miden más de 1’80 metros y ella 1’60.
-En los momentos en los que Norton cree excusar a Marla y a Tyler follando, Brad Pitt y Helena realmente estaban dando botes en un sofá y gritando como si tuvieran orgasmos.
-Cuando Norton se toma el caramelo en el hotel y mira la tele, ve un anuncio de un restaurante, en la derecha de la imagen sale Brad Pitt como camarero.
-Según el libro, la grasa ya solidificada que le enseña Tyler a Jack, es la grasa de la madre de Marla.
-Cuando juegan al golf por la noche, Norton y Pitt iban un poco borrachos y tiraban las pelotas de golf hacia la camioneta que guardaba la comida.
-Al acabar el rodaje todo el equipo, incluido los actores, le regalaron a Helena un cesto lleno de consoladores refiriéndose al que tiene en su casa en la película.
-Cuando Norton va ha hablar con Marla y ella se está poniendo café al agarrarla del brazo ella sigue pulsando la máquina de café y haciendo que se derrame.
-La escena en que Edward Norton se pega un tiro en la boca es totalmente digital, tanto el fondo, como el disparo como el propio Edward Norton son digitales.
-Al principio de la película se pueden ver imágenes de Brad Pitt que duran un fotograma: cuando el médico anda por el pasillo mientras habla con Norton se le ve al fondo, cuando en la reunión de cáncer de testículo el organizador pone sus manos sobre un hombre que llora, se ve a Pitt con sus manos sobre el organizador y cuando Norton y Carter salen de la reunión se le vé a través de una ventana.
-La campaña de prensa española, con anónimos firmados por Jack, produjo más de un caso de periodista en pánico. La nota que la Productora mandó a los periodistas es la siguiente: “He visto en ti cualidades que tú mismo desconoces. Eres periodista. Y qué. Tienes esa clase de enferma desesperación encaminada. Me dirás que te van bien las cosas. Corta esa mierda. Puedo ponerme en tu lugar. Cualquier cosas de la que puedas estar orgulloso acabará en el cubo de la basura. Te despiertas y ya no estás en ningún sitio. Ojalá que nunca te sientas satisfecho. Porque cuanto más bajo caigas, más alto volarás. ¿Por qué no puedes despertarte siendo otra persona? No puedes ir contra tu propio destino. Únete a mí. Seremos una Leyenda. No envejeceremos. Seguiré viviendo mi vida mientras duermes, pero si intentas pegármela, seré tu enemigo. Y me las pagarás. JACK.”
-La sexta regla del Club de la Lucha es que nadie luchará con zapatos o camisas. “Bob” no cumple esa regla.
-The Hollywood Reporter la criticó duramente y Fox retiró toda su publicidad.
-Fincher quería que una imagen de un jabón rosa sobre fondo negro fuese el cartel de la película, pero la productora no le hizo caso, ya que consideraba inaceptable que no saliese Brad Pitt en el cartel.
-El director David Fincher filmó alrededor de 1500 carretes de película, más de tres veces la cantidad usual.
-Pitt y Norton grabaron un vídeo musical de sus personajes que Fox se ha resistido a emitir.

-Para familiarizarse con el papel, Brad Pitt y Edward Norton tomaron clases de fabricación de jabon impartidas por una señora llamada Auntie Godmother (tia madrina), que lleva su propia empresa.
-Todos los muebles de Ikea y sus precios que aparecen cuando Edward Norton anda por el apartamento son reales.
-Todas las recetas de explosivos son reales… excepto por un ingrediente: la editora de Palahniuk lo obligó a modificar uno de los elementos de cada fórmula para que así los explosivos no funcionaran.
-En la casa de Tyler Durden hay una revista de Cine con Drew Barrymore en la portada. Drew es amiga íntima de Edward Norton.
-Para interpretar a Marla, Helena Bonham Carter se inspiró en los últimos y más tristes años de la actriz y cantante Judy Garland.
-CAMEO (Kevin Scott Mack): El supervisor de los efectos visuales es uno de los aterrados pasajeros del avión accidentado.
-Tres detectives en la película se llaman Detective, Andrew, Detective Kevin, y Detective Walker. Andrew Kevin Walker fue el guionista de la película “Seven”, también dirigida por David Fincher, y aunque no aparece en los créditos, ayudó en el guión de El Club de la Lucha.
-Mientras Edward Norton está intentando convencer a Helena Bonham Carter de que abandone la ciudad en el Bus, se pueden ver varios cines anunciando las películas “7 años en el Tíbet” (protagonizada por Brad Pitt), “El escándalo de Larry Flint” (protagonizada por Norton), y “Las alas de la paloma” (protagonizada por Carter).
-Cuando Edward Norton acompaña a Marla (Helena Bonham Carter) a la parada del autobús, detrás de ellos hay un cine que proyecta “Siete años en el Tíbet”, una de las últimas (y peores) películas de Brad Pitt.
-Hay dos tráilers que quizá el público nunca llegará a ver. Los dos se rodaron con el estilo inexpresivo de los típicos anuncios de servicios públicos. En el primero sale Norton de pie en un escenario hablando desde el micrófono directamente con el público. Les pide a los presentes que apaguen los teléfonos móviles, que no hablen durante el show y que no permitan que ningún extraño les meta mano. En el segundo, Pitt hace un discurso similar sobre las salidas de emergencia y, al final, con los ojos clavados en la cámara dice: “¿Sabían que la orina es estéril y casi, casi aséptica y que, por tanto, se la pueden beber?”
-La película incluye fragmentos de películas porno, así como cuatro planos de un único fotograma con Brad Pitt, introducidos para lograr un efecto subliminal.
-El director filmó a Brad Pitt y a Bonham Carter completamente desnudos con puntos digitales blancos, mientras adoptaban diversas posturas de Kama Sutra. Carter confesó: “Es frustrante pasarme doce horas debajo de Brad Pitt, sin poder disfrutar de ello”.
-El director David Fincher, debutó con anuncios para Nike, Coca-Cola y Chanel, además de varios videoclips para Aerosmith, Madonna y los Rolling Sones.
-La película está basada en la primera novela de Chuck Palahniuk, un mecánico de Portland, Oregón,que escribió su obra a mano en solo tres meses, a veces hasta en un sujetapapeles debajo de un camión.
-Pitt presionó a la producción para que se eliminara una frase de la película que aseguraba iba a traerle problemas con su madre si se la decía su compañera de reparto, Helena Bonham Carter, en la película: “Quiero que me dejes embarazada, quiero tener tu aborto”.
-Acerca de la violencia subliminal incluida en la película, Fincher confesó que en la escena en que el narrador dice “trato de no pensar en las palabras abrasador o carne”, justo cuando Brad Pitt pone ácido en la mano de Ed Norton, decidió introducir escritas en la pantalla las definiciones que el diccionario propone para esas dos palabras: abrasador y carne. Sólo son proyectados un fotograma, por lo que resultan imperceptibles, que no invisibles, para el espectador.

PD. Las curiosidades han sido extraidas del difunto blog: SOSPECHOSOS HABITUALES

2 pensamientos en “El Club de la lucha

  1. Esa frase de:

    “Únicamente cuando se pierde todo somos libres para actuar”

    No hay anda más cierto que ello, irónicamente cuando no tenemos nada qué perder es cuando estamos dispuestos a perder es cuando menos miedo tenemos de darlo todo…

  2. Hola!
    Acabo de leer tu comentario en mi Blog, y he pasado a echar un vistazo.
    Tiene buena pinta🙂 Voy a colocar un enlace en Edward Norton Blog, ¿ok?

    En cuanto a la peli, me pasó algo similar a tí. Cuando ví El Club de la lucha por primera vez, tendría 16 años y se me hizo larga, y me quedé empanada al principio, así es que tardé en volver a verla un buen tiempo. Luego ya me enganchó y me dí cuenta de que la había comprendido. Una obra fantástica y unas interpretaciones increíbles.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s